Cómo lavar el cashmere

Sigue leyendo para descubrir nuestra sencilla guía sobre cómo lavar el cachemir tanto en la lavadora como a mano.

Pasos clave

  • Comprueba siempre primero la etiqueta de cuidados.
  • Si lavas el cashmere en la lavadora, utiliza siempre un ciclo frío y suave.
  • No utilices nunca suavizante.
  • Si se lava a mano, utiliza siempre agua fría.
  • Deja tu cashmere en remojo durante 30 minutos.
  • Aclara a fondo, procurando no retorcer el tejido.
  • Seca siempre el cashmere al aire libre.

La cachemira es un material súper suave y lujoso que requiere un mantenimiento más cuidadoso que las prendas tejidas con otros tipos de lana. Si quieres conocer el proceso correcto de lavado de los jerseys de cashmere y otras prendas, esta guía te lo explica.

Guía para cuidar la cachemira

Con esta guía rápida y sencilla, aprenderás a lavar la cachemira tanto en la lavadora como a mano.

  1. Comprueba siempre la etiqueta de cuidado de la cachemira. De la misma manera que cuando lavas gorros de lana, bufandas y demás, debes tener un cuidado extra cuando laves cashmere.
  2. Aunque puedes lavar la cachemira en la lavadora, te recomendamos que lo hagas a mano para prolongar la vida de tu prenda. ¿Aún quieres usar la lavadora? A continuación te ofrecemos importantes consejos sobre cómo lavar el cachemir utilizando un ciclo de lavado suave:
  • Utiliza un detergente suave para asegurarse de obtener los mejores resultados en el cuidado del material.
  • Intenta evitar el uso de acondicionadores para tejidos, ya que pueden hacer que el tejido se desgaste más rápidamente.
  • Utiliza el ciclo delicado o de lana para lavar un jersey de cachemira y otros artículos de cachemira.
  • Lava siempre en frío.
  • Lava la cachemira en una bolsa de malla para evitar que se enganche.
  • No utilices nunca la secadora para la cachemira.
  1. Si decides no lavar a máquina, los siguientes pasos te guiarán en el proceso de cómo lavar a mano la cachemira.
  • Llene un recipiente o su bañera con agua fría.
  • Añade una taza de detergente suave.
  • Introduce tu(s) prenda(s) de cachemira en el agua.
  • Utiliza los dedos para mover suavemente el tejido en el agua.
  • Déjalo en remojo durante una media hora.
  • Aclare bien con agua fría y limpia.
  • No retuerza nunca la cachemira, ya que podría alterar la forma del jersey o de otras prendas.
  • Deja siempre que la cachemira se seque al aire. Para obtener los mejores resultados, coloque las prendas de cachemira en su forma original sobre una toalla seca.